El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece en rueda de prensa en La Moncloa para informar sobre la evolución de la pandemia del coronavirus en España. 6 de abril de 2020.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido que el recuento de fallecidos en todas las comunidades autónomas recoge a “toda aquella persona diagnosticada positivamente y que fallece”, incidiendo en el caso concreto de Castilla-La Mancha que son “conformes a esta definición y correctas”.

“La definición de casos con la que estamos trabajando es una de las más exigentes y rigurosas en Europa. Toda aquella persona diagnosticada positivamente y que fallece se computa como fallecido por coronavirus”, ha sostenido en rueda de prensa.

El ministro ha revelado que ha hablado con el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, quien le ha constatado que las cifras de muertos en esta comunidad autónoma son “conformes a esta definición y son correctas”.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha informaba este lunes de que en Castilla-La Mancha había un total de 965 fallecidos en la región con confirmación de estar contagiados por el coronavirus, si bien añadía a su propia estadística extraída de las licencias de enterramiento emitidas por los registros civiles de la región otros 956 casos que catalogaba como sospechosos. LA CRÓNICA informó con detalle de los datos relativos a Guadalajara, en cuya capital se han quintuplicado los entierros en el marzo de 2020 sobre los de 2019.

Más información: