Alberto Rojo
Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara, enfático en la rueda de prensa. (Foto La Crónic@)

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara ha lamentado la “incapacidad” que está demostrando el alcalde, Alberto Rojo, para hacer frente a esta crisis sanitaria, económica y social y que le está llevando a mostrar una “doble cara” con una actitud de cara a la galería que no se corresponde con la realidad, “anteponiendo sus intereses personales y políticos a los de la necesaria gestión de esta situación”.

“Rojo está más centrado en criticar y acallar a la oposición que en llegar a acuerdos demostrando una falta de talante absoluta con la que no ha contestado ni a una sola de las numerosas propuestas o peticiones que ha hecho el Grupo Popular”, ha dicho el portavoz, Jaime Carnicero, en nota de prensa.

“Alberto Rojo está más preocupado en granjearse una buena imagen personal evitando tomar cualquier tipo de decisión, está paralizado, y está cercenando la autonomía del Ayuntamiento de Guadalajara, limitándose a dar pasos por detrás de lo que hacen otras administraciones iguales o superiores, reduciendo el papel del ayuntamiento al de institución complementaria”, ha dicho.

Sobre la mesa propuesta con CEOE-Cepyme y los sindicatos, el portavoz del Grupo Popular han incidido en que, como ya se dijo, “el Grupo Popular estará en todas las iniciativas que sumen para luchar contra los efectos de la crisis”, pero lamentan que no se les haya tenido en cuenta “para nada”.

Aclaran que los concejales del Grupo Popular “tuvieron conocimiento del contenido de ese pacto por correo electrónico media hora antes de que Rojo lo anunciara en su discurso de este martes, y mucho después de haberlo escenificado públicamente”. “Consideramos que algo que el alcalde ha anunciado como importante merecía al menos haber llevado un documento consensuado con los grupos políticos con los que ni siquiera se ha reunido para tratar el tema”, ha añadido.

Por último, desde el Grupo Popular piden al alcalde “que sea valiente y que actúe como alcalde de todos los guadalajareños y no como delegado de Sánchez y de Page confundiendo sus responsabilidades con las de su anterior etapa política”.