El consejero de Sanidad ha anunciado la obligatoriedad de la mascarilla sin desprenderse de la suya durante toda la rueda de prensa.
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, ante los periodistas con una mascarilla quirúrgica.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha avanzado que este martes el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma se reunirá para analizar y revisar los criterios del estado de alarma, para adaptar a las necesidades de la región. Se sabe, eso sí, que el período de toque de queda se mantendrá entre las 23.00 y las 6.00 horas.

Según ha resaltado Fernández en el transcurso de la Comisión de Seguimiento del avance de la pandemia, las premisas “blindadas” en el decreto del estado de alarma son las que Castilla-La Mancha venía reivindicando.

Reuniones convocadas desde Sanidad

Asimismo, ha explicado que a lo largo de este lunes se mantendrán más reuniones, “tanto técnicas como sociales” para consensuar respuestas a las posibles dudas que surjan de la normativa aprobada en la tarde de este domingo por el Gobierno de España.

En la reunión han estado presentes la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal; el director general de Salud Pública, Juan Camacho; el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros; la directora general de Atención Primaria, Natalia Valles; la directora general de Cuidados y Calidad, Begoña Fernández; la directora general de Planificación, Ordenación e Inspección, Carmen Encinas; el responsable de la Desescalada en Castilla-La Mancha, Juan José Criado; y el coordinador de Atención Sociosanitaria en residencias.

Más información: