El Ayuntamiento de Daimiel ha convocado para este domingo, 26 de enero, una concentración popular en la Plaza de España . Su propósito es hacer visible "la crítica situación" que atraviesan Las Tablas en estos momentos y que, en palabras del portavoz del equipo de Gobierno, Jesús David Sánchez de Pablo, tiene que afrontarse "con medidas a largo, medio y corto plazo".

Entre éstas últimas urge "la aprobación del trasvase" que se solicitó en noviembre para que "imposibilite la ignición de las turbas". "No podemos esperar a que la lluvia solucione este problema", ha recalcado Jesús David Sánchez de Pablo.

Es suficiente con recorrer las noticias de la hemeroteca de LA CRÓNICA, alguna de ellas seleccionadas en los enlaces adjuntos, para comprobar quer la historia se repite y las soluciones propuestas, también. A diferencia de otras ocasiones, desde la Junta ha habido posturas y mensajes contradictorios, mientras que organizaciones ecologistas se han opuestos frontalmente esta vez a cualquier trasvase a las Tablas.

La de Daimiel de este domingo es una movilización y un intento de llamar la atención "a las administraciones competentes" que quiere concretarse en una declaración institucional "neutra y despolitizada", en palabras del edil. Para ello, la pasada semana se convocó a los portavoces de los grupos políticos municipales (PP, PSOE e IU) a una reunión en la que empezar a trabajar ese texto. La intención es poder consensuarlo durante los próximos días y "si no es posible, se buscará el mayor número de adhesiones".