Dron autónomo en el almacén de DHL en Quer.
Dron autónomo en el almacén de DHL en Quer.

La multinacional DHL asegura haber culminado “con éxito” la primera prueba realizada con drones para la realización de inventarios de forma autónoma. La prueba se ha llevado a cabo en centro logístico que la compañía tiene en el polígono de Quer (Guadalajara), que está dedicado a surtir a Makro. “El objetivo es la incorporación progresiva de este tipo de dispositivos en todos sus almacenes a medio plazo”, según ha informado la compañía. Las ventajas para el balance de la compañía son evidentes: menos uso de carretillas elevadoras, menos escaleras y menos grúas junto con menos operarios para unas tareas que se harán de forma más rápida.

La primera iniciativa de DHL para utilizar drones tripulados data de 2017 en España. En esos momentos, los aparatos tenían que ser manejados por un operario. Ese sistema es el que ya está estandarizado en la actualidad en el modelo de gestión con estos dispositivos en la mayor parte de sus 53 centros logísticos en España.

Ahora, sin trabajadores al mando

El nuevo paso, según alardea la empresa, está ya en la gestión del almacén con la utilización de estos drones no tripulados, “que gozan de total autonomía durante la operativa tras haber sido previamente programados”.

DHL avanza que utilizará los nuevos drones autónomos para realizar, fundamentalmente, tareas de inventario. Como explica Jose Luis González, uno de sus directivos, el dron autónomo tiene “numerosas ventajas”. Una de las más importantes sería la mejora de la seguridad de los trabajadores, ya que elimina la necesidad de que el operador realice trabajos en altura, porque el dispositivo está preparado para volar hasta 12,5 metros.

Además, el dispositivo tiene un sensor anticolisión 360º capaz de detectar objetos tanto estáticos como en movimiento, lo que permite, por ejemplo, realizar inventarios en zonas donde hay carretillas u otra maquinaria en funcionamiento.

Si surge algún problema, el dron aterriza automáticamente de forma segura. Los drones autónomos también proporcionan una mayor agilidad, según destaca la empresa. Con una velocidad de 30 centímetros por segundo, el dron escanea de media un soporte cada 7 segundos, lo que representa más de 500 códigos de barras por hora, de manera que un inventario con dron es 6 veces más rápido que uno tradicional.

Además, al tratarse de un dron autónomo con un plan de vuelo predefinido, no es necesario contar con personal formado para el uso de drones. Destacan que “cualquier operador puede realizar el inventario utilizando una aplicación para tablet, muy visual e intuitiva”.

Detalles del dron

Para la prueba piloto desarrollada en el centro logístico de Quer, DHL Supply Chain ha contado con la colaboración de Hardis Group, compañía especializada en el desarrollo de software y nuevas tecnologías para la optimización de la cadena de suministro y creadora del dron autónomo Eyesee.

Esta solución incluye el dron, que cuenta con tres lectores de códigos de barras y una cámara HD, además de incorporar una aplicación para dispositivos tablet desde la que se puede seguir, en tiempo real, las tareas que se están realizando y visualizar las imágenes retransmitidas por el propio dron.

Las aplicaciones disponibles permiten aplicar la inteligencia artificial al inventario por dron, que ya consigue distinguir entre soportes (por ejemplo, palets de distintos colores o materiales) o detectar soportes dañados (por ejemplo, una caja aplastada o un palet roto) gracias a la visión por ordenador y análisis de imágenes.

Gracias a la utilización de drones autónomos, DHL Supply Chain logra optimizar la automatización del inventario del almacén, mantener una actividad continua en su gestión, integrar automáticamente los datos en el Sistema de Gestión de Almacén mediante un modelo de parametrización rápida, y reducir la necesidad de costosos y voluminosos recursos materiales como, por ejemplo, carretillas elevadoras, escaleras o grúas.