Camas en las salas de Rehabilitación del Hospital de Guadalajara.
Camas en las salas de Rehabilitación del Hospital de Guadalajara.

La red hospitalaria pública de Castilla-La Mancha llega al Jueves Santo, por primera vez desde el pico de la crisis, con más de mil camas libres, después de experimentar una mejoría sobre todo en la tasa de pacientes que acaban ingresando tras su paso por urgencias.

Según datos facilitados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, en una semana se ha aliviado la presión asistencial hasta contar ahora con 2.575 pacientes ingresados, lo que supone 609 menos que hace siete días.

Además, solo 28 de cada 100 pacientes que pasan por urgencias acaban requiriendo ingreso hospitalario, tasa que en las jornadas más dramáticas llegó a rondar el 60%.