Emiliano García-Page ha reconocido en el debate de investidura, en la sesión de este miércoles, el esfuerzo de Ciudadanos, que "se ha empleado a fondo" por la gobernabilidad de la región en las alcaldías de Ciudad Real, Guadalajara y Albacete.

"Es un comportamiento que agradezco especialmente, y lo van a agradecer los ciudadanos de Albacete, de Guadalajara y de Ciudad Real", ha planteado, recordando cómo él es capaz de entenderse con Albert Rivera. "Y no tengo problema en decir que me llevo bien con él aunque me castiguen. Ha sido un respiro en el centro derecha".

Pero también ha querido retratar a Ciudadanos en algunos de sus planteamientos. Así, le ha pedido en primer lugar aclarar una "posición firme" en cuanto a "su ubicación con Vox". "Me parece bien, se lo digo con lealtad. Me parece bien que intenten resistirse en España a dar la impresión de pactar con ellos".

Así, ha recordado a Carmen Picazo que durante el debate a cinco en plena campaña electoral dijo que "si sumaban los votos" entre las tres derechas "habría cambio".

"¿Qué hubiera pasado si hubieran sumado?", le ha preguntado directamente a la portavoz del Grupo Ciudadanos.

Otra de las ideas políticas de Ciudadanos sobre la que ha incidido García-Page ha sido el debate sobre la despoblación. En este punto, le ha preguntado cómo se pueden plantear políticas para frenarla "cuando se quisieron suprimir las diputaciones". "Es difícil abanderar ese criterio queriendo eliminarlas", ha apostillado.