Iglesia de Santa María de la Peña, en Brihuega. (Foto: Juan Carlos Gómez)
Iglesia de Santa María de la Peña, en Brihuega. (Foto: Juan Carlos Gómez)

El pueblo de Brihuega casi al completo, familiares y amigos, daba este viernes por la tarde el último adiós al matrimonio que el pasado lunes aparecía muerto con signos de violencia en su domicilio briocense. La ocasión ha sido la celebración de una misa funeral en la parroquia de Santa María de la Peña.

Una ceremonia religiosa en la que ha intervenido el coro de Brihuega y en la que la propia hija del matrimonio ha tenido al final unas palabras de agradecimiento para todos los asistentes a esta emotiva despedida.

El hijo, detenido desde el martes

El hijo del matrimonio fallecido se encuentra detenido desde el pasado martes y en prisión provisional comunicada y sin fianza desde el miércoles por su presunta implicación en esta muerte violenta. De manera provisional se le imputa como presunto autor de dos delitos de homicidio/asesinato, imputación que se tendrá que concretar a lo largo de la investigación judicial.

Los hechos ocurrieron en un domicilio de la calle Cronista Antonio Pareja Serrada de la localidad guadalajareña. Fue un vecino de este matrimonio el que alertó al Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha.

El Ayuntamiento de Brihuega decretaba dos días de luto oficial –miércoles y jueves– por la muerte de esta pareja como testimonio «del dolor» de la localidad, tremendamente conmocionada por la tragedia.

Más información: