El toro está tan presente en Almoguera que hasta tiene su estatua, en bronce.
El toro está tan presente en Almoguera que hasta tiene su estatua, en bronce.

El alcalde de la localidad alcarreña de Almoguera, Luis Padrino, quiere que su pueblo tenga este verano algún encierro por el campo y “si le autoriza” la Junta de Castilla-La Mancha cree que será posible. No cree que tenga por qué haber problemas de contagios por COVID-19. Padrino apunta que lo único que tendría que hacer la Junta es autorizar, “de manera excepcional”, que los coches vayan con cuatro personas “con las mascarillas puestas”, en vez de ir con dos. Cree que así “iría menos gente corriendo y sería posible realizar algún encierro”.

Padrino considera que de esta forma todo el mundo podría ver los encierros y habría “algo de fiesta” porque “el año es muy largo”. “Si no se puede ¿Para qué vive uno?”, filosofa.

El alcalde de Almoguera asume que también hay dificultades para la realización de festejos en la plaza de toros. Al ser un coso con un aforo considerable, con capacidad para 3.800 personas, se podría dar cabida a 1.500 y así sería también posible celebrar alguno. No obstante, lo que no ve posible Padrino son los encierros por las calles.

Fiestas hasta con inundaciones

Luis Padrino recuerda las inundaciones que sufrió su pueblo en la década de los 90, donde una riada tremenda causó más de una decena de víctimas en Yebra y daños importantísimos en esa localidad y también en Almoguera. En ese momento decidió que hubiera fiestas apoyado, por el entonces presidente de la región, José Bono.

Entonces, Padrino era alcalde por el PSOE, antes de serlo por el PP y terminar por prescindir de cualquier partido. Ahora ha hecho memoria de ese momento, rememorando que el entonces presidente de la región le aconsejó que hiciera fiestas para sus vecinos.

“En ese momento, el 92 por ciento del pueblo quedó afectado, todo hundido y la gente medio arruinada. Cuando le pregunté a Pepe Bono qué hacía, él me dijo: Tú haz la fiesta porque sin fiestas los pueblos desaparecen y así lo hice”, ha apostillado, reconociendo que aunque no es la misma situación, si se actúa con precaución, hay cosas que se pueden hacer.

Por último, para Padrino, lo que está claro en referencia concreta a cómo ha afectado esta tragedia al porvenir del sector taurino es que “los ecologistas han ganado el pulso solitos con la pandemia, porque van a desaparecer el 45 o 50 por ciento de las ganaderías”, ha resumido..

Más información: