La ciudad navarra de Estella acoge este fin de semana la final del XII Concurso Internacional de Pinchos y Tapas Medievales en el que participan cocineros de nueve de las once ciudades y villas medievales integradas en la Red, entre ellos el seguntino Rubén Urbano, con su tapa 'Bocado de gallina especiada regada con caldo de cordero'.

Los cocineros no han podido utilizar para la elaboración de sus pequeños bocados de autor ni tomate, ni pimientos, ni maíz, ni aguacate, ni patata, por ser productos originarios de América.

Las tapas y pinchos medievales se podrán degustar en diferentes establecimientos de la localidad estellesa, que ejercerán como anfitriones de cada una de las localidades participantes, durante los días 19 y el 20 de octubre. Así, todas las personas que visiten Estella-Lizarra en esos días podrán conocer la ciudad y su casco histórico.

Para llegar hasta esta última etapa, los cocineros que se desplazarán hasta Estella-Lizarra previamente han tenido que demostrar sus dotes culinarias en los concursos locales, que se han desarrollado en los últimos meses.

En estos certámenes celebrados en las distintas localidades de la Red, estos chefs se alzaron con el triunfo después de someterse al escrutinio de una votación popular y de un jurado de especialistas en gastronomía.