A partir d este punto de la A-2 se le fue torciendo todo al conductor investigado por la Guardia Civil. (Foto: Google Maps)
A partir d este punto de la A-2 se le fue torciendo todo al conductor investigado por la Guardia Civil. (Foto: Google Maps)

Tener el carnet retirado ya es mal asunto, sobre todo si se necesita el coche para ir a trabajar desde Guadalajara hasta Alovera. Toparte con un control de la Guardia Civil es un inconveniente, que se convierte en un gran problema si lo que haces es ignorar los aspavientos de los agentes y sigues tu marcha, como si nada. Si, además, te buscas la complicidad de otra persona para presentar juntos, como afectado y como testigo, una denuncia por el falso robo de ese mismo coche, la cosa se pone todavía más complicada… sobre todo a partir del momento en que la Guardia Civil considera que te ha pillado en dos delitos y que puede demostrarlo.

En efecto, la Guardia Civil de Guadalajara ha investigado a una persona, R.B.C., de 33 años de edad y vecino de Guadalajara, como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad vial y de simulación de un robo. De acuerdo con la versión de la Guardia Civil, el hombre habría eludido un control policial al carecer de permiso de conducción. Posteriormente, esta misma persona denunció en falso que le habían sustraído el vehículo, “para intentar eximirse de toda responsabilidad”, según fuentes del Instituto armado.

Control de la Guardia Civil de Tráfico.
Control de la Guardia Civil de Tráfico.

Intentaron pararle en la A-2

Agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara prestaban servicio a la altura del punto kilométrico 50,800 de la A-2, en sentido Madrid, que corresponde al tramo que está dentro del término municipal de Cabanillas del Campo. Los guardias procedieron a dar el alto a un vehículo que circulaba por el lugar, pero su conductor hizo caso omiso, “realizando una conducción temeraria para no ser interceptado y no siendo posible su identificación”, según las misma fuentes.

Los agentes sí pudieron conformar, tras consultar las bases policiales, que dicho vehículo no constaba como robado, y que su titular no podía conducir por una suspensión cautelar del permiso de conducción.

Localizado por una videocámara

A partir de ahí, el trabajo consistió en seguir el rastro de esa persona y del coche. Así fue como lograron ubicarlo, gracias a una cámara de video vigilancia, accediendo a una empresa del polígono industrial de Alovera. Finalizada la jornada laboral, el mismo sujeto se dirigió a la localidad de Meco, donde presentó denuncia en el Puesto de la Guardia Civil por la sustracción de su vehículo. Estaba acompañado por otra persona, que declaró como testigo de los hechos del supuesto robo.

La Guardia Civil del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico atribuye al investigado un delito contra la seguridad vial, por carecer de permiso de conducir al tenerlo retirado por la Autoridad Judicial por sentencia firme, y otro supuesto delito contra la Administración de Justicia por simulación de delito.

Además, ha sido investigada la otra persona que acompañó al titular del vehículo a presentar denuncia por ese supuesto robo inventado.

La Guardia Civil del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico instruyó las correspondientes diligencias, poniendo a disposición judicial al titular del vehículo y al testigo, ambos en calidad de investigados. También ha sido formulado el correspondiente boletín de denuncia remitido a la Jefatura Provincial de Tráfico de Guadalajara, por infracción al Reglamento General de Circulación por conducción temeraria, según confirman desde la Comandancia de Guadalajara.