Calle Bardales, donde comenzó todo, de madrugada.
Calle Bardales. (Foto: La Crónic@)

La provincia de Guadalajara ha comenzado la semana con una quincena de brotes activos, como puntualmente informaba el lunes LA CRÓNICA. De ellos, el más reciente y que más notoriedad ha alcanzado, es el identificado en la calle Bardales de la capital. Este caso por sí solo ha superado ya el centenar de personas sobre las que el equipo de “rastreadores” del SESCAM están haciendo seguimiento. Más exactamente, según ha podido confirmar este diario en la Consejería de Sanidad, son 102 las personas sobre las que se está haciendo vigilancia, por su relación con los infectados.

Lo mejor que se puede decir de este brote, que puso al discobar “Volvoreta” en el foco, es que parece estar controlado. Es la conclusión lógica cuando, varios días después de los contactos, hay 5 casos confirmados. En el momento de dar la voz de alarma desde Toledo, eran 4 las personas infectadas, con lo que los contagios se habrían atajado rápidamente y de forma casi completa.

Delegación de Sanidad en Guadalajara.
Delegación de Sanidad en Guadalajara.

La mayoría, brotes de ámbito familiar

Según fuentes sanitarias consultadas por este periódico, la mayoría de los brotes en la provincia de Guadalajara están produciéndose dentro del ámbito familiar y con alcance bastante limitado. Es lo que ha ocurrido con otro de los de la capital, con 5 personas confirmadas por PCR y que tiene a otros 9 contactos en vigilancia.

Más incidencia está teniendo el de Yélamos de Abajo, que aun siendo también “familiar”, ya acumula 10 positivos, desde los 7 iniciales. Como recordarán los lectores, se desató por el desplazamiento desde Madrid de los afectados. Las personas implicadas en este brote residen tanto en Yélamos como en Peñalver, según han confirmado desde Sanidad a LA CRÓNICA, por lo que no se habla de dos brotes diferenciados, sino de uno solo vinculado a una misma unidad familiar, aunque con 10 kilómetros por medio.

También se han extendido algo los de Atienza (que se incrementa en un caso, aunque se considera que está ya en su tramo final) y el de Alovera, que ha pasado de 10 a 12 afectados

Por su parte, el de Marchamalo se mantiene estabilizado en 18 infectados y el de Azuqueca de Henares, en 9 (5, de un brote familiar y otros 4, de otro en una empresa).

Más información: