Ejemplo de pantallas contra el ruido en Guadalajara, instaladas en la A-2, a la altura del GEO. (Foto: La Crónic@)
Ejemplo de pantallas contra el ruido en Guadalajara, instaladas en la A-2, a la altura del GEO. (Foto: La Crónic@)

Aike reclama la instalación de pantallas acústicas en la CM-10, a su paso por la Ronda Norte de Guadalajara. Ya hace dos años plantearon, y consiguieron verlo realizado el pasado 18 de febrero, bajar la velocidad máxima en esa carretera a 100 kilómetros por hora, con el fin de atenuar el nivel de ruidos a la altura de la Ronda Norte la Ronda Norte. Aun así, consideran que «el nivel de inmisión acústica sigue siendo demasiado elevado para las viviendas que se encuentran en su proximidad».

Hace un mes, el grupo Aike presentó un escrito ante la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, solicitando que se pongan soluciones para atenuar los ruidos que se producen desde la CM-10 a la vecindad más próxima, «ya sea con pantallas acústicas, asfalto fonoabsorbente o barreras naturales con arbolado perenne».

Martínez y Riendas, de Aike.

Si no hay mejor solución, que instalen pantallas acústicas

La presidenta del grupo Aike, Susana Martínez, ha incidido en la importancia de «cuidar de las personas en sus residencias y en sus periodos de descanso».

«Hemos pedido desde Aike que, en caso de no estar prevista la adopción de ninguna medida complementaria a día de hoy, se proceda a estudiar la conveniencia de instalar pantallas acústicas para reducir la contaminación de ruido que se transmite desde dicha carretera, además de pedir que se nos informe de las acciones que de este estudio se deriven para estar al corriente de cómo se va a proceder», ha añadido Martínez.

Más información: