Pedro José María de Pablo Ricote ha sido alcalde de Campisábalos los últimos 13 años.
Pedro José María de Pablo Ricote ha sido alcalde de Campisábalos los últimos 13 años.

El hasta ahora alcalde ‘popular’ de Campisábalos, Pedro José María de Pablo Ricote, de 78 años de edad, ha perdido el bastón de mando del municipio. Lo singular es cómo se ha producido todo.  La defenestración ha sido impulsada por su compañero de partido y nuevo alcalde, José María Huete. Para ello ha contado con el apoyo del tercer edil en este Ayuntamiento, que es del PSOE. Juntos los votos de ambos bastaron para que prosperara la moción de censura presentada por Huete.

La moción de censura se ha producido este miércoles. Según el relato de De Pablo, al que denomina el “traidor”, habría relatado a un vecino que esta maniobra se debía a la condición de “viejo chocho” del ya exalcalde.

El nuevo alcalde, José María Huete, niega haber utilizado esos términos y circunscribe esta maniobra a que su compañero de partido “no ha hecho las cosas bien”. “Y ahora está encabronado conmigo”.

Según ha explicado Huete, en el pleno municipal en el que ha cristalizado la moción de censura estaba presente un vecino de la localidad que ha ratificado la versión de De Pablo Ricote, pero ha insistido en negar la mayor. “La palabra viejo no está en mi diccionario”, ha precisado el nuevo alcalde.

El vencido aún no lo entiende

El que fuera regidor de Campisábalos desde hace trece años ha asegurado en una carta remitida a los medios que este movimiento denota “deslealtad y traición”, añadiendo que no alcanza a entender la actitud de su compañero de partido.

De Pablo Ricote asegura en su carta que en todo este tiempo se ha sentido arropado por todos los vecinos, salvo por unos pocos que en el último mes le han mostrado una “deslealtad” que no esperaba.

Ante esto, en su carta, ha mostrado su “profunda decepción” con lo sucedido, sintiéndose “traicionado” por Huete, a quien según ha defendido mostró su amistad para que le acompañara en la lista en las últimas elecciones en las que ambos salieron elegidos.

“Dice que soy viejo y chocho” ha afirmado el que fuera alcalde de este pequeño pueblecito de tres concejales, deseando a su sucesor llegar a su edad, casi 80 años, “en las mismas condiciones”, añadiendo que aunque padece artrosis, tiene la cabeza “en su sitio”.

“No puedo picar una zanja o correr los 100 metros lisos pero tengo la cabeza bien sentada y también preparación cultural, que no creo que sean inconvenientes para desempeñar el cargo de primer edil”, ha concluido.

Trece años como alcalde

En la misiva remitida a los medios, De Pablo Ricote asegura que su prioridad en trece años de alcalde ha sido “administrar el dinero de los vecinos con honestidad y dignidad, cumpliendo con la normativa vigente en todos y cada uno de los aspectos”.

“Debo reconocer que, en algunos casos, los proyectos no han resultado como queríamos, pero con responsabilidad hemos sabido reorientarlos para una correcta ejecución”.

La construcción del Centro de Interpretación El Mensario, con restaurante, bar y habitaciones; la ampliación del cementerio municipal; la pista polideportiva; el arreglo de aceras y calles; la renovación de conducciones de agua y alcantarillado; la rehabilitación del lavadero; el acondicionamiento del antiguo vertedero; la construcción y adecentamiento del aparcamiento y zona de arbolado; la creación y aprobación del escudo heráldico y bandera del municipio de Campisábalos; o la organización del aprovechamiento micológico y de los archivos municipales son algunos de los logros desgranados por el exalcalde. Añade, además, que deja un saldo positivo en las cuentas de casi 300.000 euros.

“En las últimas elecciones me presenté por el Partido Popular, con otro compañero, una persona que, ganándose mi amistad y mi confianza, se mostró muy interesado en acceder al Ayuntamiento, y yo le ayudé encantado, recomendando a los votantes, como no podía ser de otro modo, que nos votaran a los dos”, asegura.

Durante este año ha ido explicando a Huete “el oficio”, hasta que “por algunas discrepancias y tras varios encuentros anuncia y decide que va a plantear una moción de censura con el concejal de la oposición”.