Camión de los bomberos de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Camión de los bomberos de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Un incendio en Guadalajara ha sobresaltado al barrio del Balconcillo y ha dado mucho trabajo a los bomberos. Se ha declarado en la calle Moscardó Guzmán, en el número 38, y la consecuencia más inmediata es que 17 personas han sido desalojadas este domingo tras el fuego declarado en una de las viviendas. De estas personas, ocho han resultado afectadas por inhalación de humo, aunque con carácter leve en todos los casos.

El fuego fue extinguido una hora más tarde del primer aviso y ha obligado a desalojar todo el edificio. De hecho, el edificio, de cuatro plantas, permanecerá clausurado hasta que se confirme que no existen daños estructurales.

El fuego ha destrozado la vivienda de la tercera planta en la que se ha provocado el incendio y ha dejado huellas más que evidentes en la inmediatamente superior. 

Los daños en el edificio eran visibles desde el exterior.
Los daños en el edificio eran visibles desde el exterior.

Detenido el supuesto causante

Lo más sorprendente de este suceso ha llegado horas después, cuando se ha sabido que todo apunta a que haya sido intencionado. El supuesto autor del siniestro es un hombre de 57 años, que ha sido detenido como autor del fuego y al que presenta posibles trastornos psiquiátricos. El hombre se ha declarado autor de las llamas y ha pasado a estar bajo custodia policial.

Según han informado fuentes del 112, el aviso del suceso se recibió a las 2.56 horas de la madrugada. Se alertaba de las llamas producidas en el tercer piso del bloque, lo que motivó el desalojo completo del mismo.

Realojados en hoteles y casas particulares

El edificio quedó inhabilitado y las 17 personas tuvieron que se realojadas en hoteles y casas de familiares.

Los ocho afectados por inhalación de humo son siete hombres de 25, 51, 35, 72, 38, 42 y 53 años y una mujer, de 32. Cuatro de ellos –los tres primeros hombres y la mujer– fueron trasladados por medios sanitarios al Hospital de Guadalajara.

Tres de los intoxicados fueron policías nacionales, que acudieron al Hospital por sus propios medios. En el caso de la octava persona afectada, no hizo falta su traslado.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Nacional y la Policía Local, una ambulancia de urgencias, otra de soporte vital y una UVI.

Bomberos en la calle Medrano de Miguel, en mayo de 2020. (Foto: La Crónic@)
Bomberos en la calle Medrano de Miguel, en mayo de 2020. (Foto: La Cró[email protected])

Más información: