Cerdos estabulados en una granja.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha pedido este martes al PP que «reflexione» y «sea coherente con lo que hacía» y apoye el jueves en las Cortes la moratoria a las macrogranjas incluida vía enmienda de los socialistas en el Proyecto de Ley de Medidas Administrativas y Tributarias de Castilla-La Mancha.

Un día después de que el presidente del PP, Paco Núñez, anunciara que el Partido Popular rechazará esta moratoria, y preguntado al respecto, José Luis Escudero ha invitado al PP a «rectificar» y ha confiado en que la totalidad del pleno apruebe este jueves esta medida que, a su juicio, «es lo que necesita Castilla-La Mancha».

Ha lamentado que los ‘populares’ estén «en el regate corto y en la polémica estéril» con el único fin de «intentar tener el foco de atención». «No voy a contribuir ni un ápice –ha manifestado– a darle mayor altavoz a algo, sinceramente, que me parece que es un bulo inventado por el PP y que no contribuye a ninguna dinámica en positivo para los intereses de Castilla-La Mancha».

Dicho esto, ha comentado que «lo que es macro es la hipocresía del PP», quien, según ha subrayado, con su presidente a la cabeza, Paco Núñez, cuando era alcalde de Almansa, «portaba pancartas contra las macrogranjas» y hoy –ha criticado el consejero– «se dedican a hacer apología de ser los abanderados del campo».

«No van a seguir engañando a los ciudadanos de la región», ha advertido Escudero, quien ha asegurado que en el campo todos saben que «el mayor enemigo que han tenido en Castilla-La Mancha ha sido el el Gobierno del PP, que con Cospedal y Cañete, les sometieron al mayor escarnio olvidándose de los pequeños agricultores».

Macrogranjas, no; ganadería extensiva, sí

De otro lado, el consejero ha apuntado que el Gobierno de Castilla-La Mancha cree en «un modelo de ganadería sostenible» y por eso apuesta «por la ganadería extensiva».

Según ha explicado, la moratoria a las macrogranjas se va a aprobar a través de una disposición en la Ley de Economía Circular.

De este modo, el Gobierno castellanomanchego se da un plazo hasta el 31 de diciembre de 2024 «para mejorar todo lo relativo a la organización, a la planificación y a la regulación del sector de la ganadería intensiva».

Así, ha pedido no «demonizar» a la ganadería intensiva ya que «hay zonas de pastos donde se puede dar la ganadería extensiva y otras donde sencillamente no tienen esos pastos, y por tanto, la apuesta es la ganadería intensiva».

«Queremos abordar este asunto de una manera objetiva, técnica, científica y siempre desde la escucha y el diálogo con todas las partes», ha insistido Escudero.

Finalmente, considera que esta moratoria va a suponer un «estímulo» al sector cárnico y a la ganadería intensiva y cree que el Gobierno regional adoptó «la mejor decisión» al afrontar esta cuestión, «no desde el conflicto ni desde el ruido», sino desde «la sensatez y tomándonos el tiempo suficiente para poder dialogar con todos los sectores implicados y hacer que Castilla-La Mancha tenga un sector ganadero del cual se pueda seguir sintiendo orgulloso».

Más información: