Derribo de la conocida como
La demolición del edificio de la Calle Mayor, 47 tras la primera jornada de trabajos. (Foto: La Cró[email protected])

Se sabía que podía ocurrir y ha ocurrido: bajo el edificio «de los Solano» se encontraba parte de la muralla medieval de Guadalajara. Sus restos han aparecido nada más concluir la demolición del inmueble y no han supuesto gran sorpresa para los promotores ni para los que conocen la historia de la ciudad.

Los lectores de LA CRÓNICA estaban sobre aviso, puesto que en las informaciones ofrecidas por este diario ya se advertía de la probabilidad de que en el subsuelo se encontrarán restos de un torreón y del lienzo de la muralla.

A la suposición contribuía no solo la cartografía antigua, sin la constatación de que el sótano del antiguo edificio no ocupaba toda la superficie de la planta, sino que se quedaba acortado por la parte de la Calle Mayor, que es donde han aparecido los restos. Ahora es el turno para los arqueólogos.

Tan previsible era el hallazgo que en las vallas del derribo figuraba desde el primer momento un cartel de la empresa de arqueología contratada de antemano, para resolver esta eventualidad.

La Puerta del Mercado

Los restos corresponden, con toda seguridad, a la Puerta del Mercado y a uno de sus torreones, de planta pentagonal. Junto a la puerta de obra medieval se abrió mucho más tarde otra, en el siglo XVI y de pretensiones más monumentales que defensivas. Entre dos cubos semicirculares se colocó un gran escudo imperial con las armas de Carlos V. Es el mismo que aún podemos ver en el patio del Liceo Caracense, ya que afortunadamente fue salvado de acabar como cascotes como el resto de toda esa parte de la muralla, demolición que se llevó a cabo en 1845.

Desde entonces, nada más se había recuperado de la antigua Puerta del Mercado. Hasta ahora.

Escudo de Carlos V, que formaba parte de la Puerta del Mercado de la muralla de Guadalajara y que se puede ver en el patio del Liceo Caracense.
Escudo de Carlos V, que formaba parte de la Puerta del Mercado de la muralla de Guadalajara y que se puede ver en el patio del Liceo Caracense.

Más información: