Fuente de la glorieta de Bejanque, en Guadalajara. (Foto: Google Maps)
Fuente de la glorieta de Bejanque, en Guadalajara. (Foto: Google Maps)

Las fuentes ornamentales y la iluminación de las glorietas de la ciudad adelantarán el horario de apagado a las 22 horas. Es una de las consecuencias de las medidas de ahorro dictadas por por el Gobierno de España, en su traslación a la capital de la provincia.

El Ayuntamiento de Guadalajara ya está preparado para aplicar el decreto del Gobierno sobre control energético. Todas las dependencias municipales climatizadas tendrán a partir de ahora una temperatura igual o superior a los 27 grados.

Cuando llegue el frío, el termostato no subirá de 19 grados en invierno, «teniendo en cuenta la normativa legal vigente en materia de prevención de riesgos laborales y contemplando las excepciones que el propio decreto estatal recoge», destacan fuentes municipales. En consecuencia, los centros educativos de la ciudad quedan al margen de estas restricciones. 

Los monumentos se salvan del apagón

La iluminación de todos los edificios públicos sin uso permanecerán apagados a partir de las 22 horas, quedando al margen, tal y como recoge el decreto, «la iluminación ornamental de monumentos y edificios con alto valor patrimonial».

Estos últimos cuentan ya en la ciudad con iluminaciones ornamentales de bajo consumo, cuyo horario de encendido corresponde con el ocaso y el de apagado, con la medianoche.

Más información: