En la mañana del sábado 4 de enero, en el Hospital Universitario de Guadalajara, falleció el sacerdote diocesano Ricardo González Rozas. Tenía 75 años. Fue misionero en Brasil entre 1982 y 1993.

Después y durante otra decena larga de años fue delegado diocesano de Misiones, siendo asimismo entonces el último capellán de la Prisión Central de Guadalajara.

Posteriormente fue párroco de Chiloeches hasta febrero de 2017 y después fue colaborador de Marchamalo y anejos. Antes de ir a misiones, fue párroco, entre otros destinos, en Valdesaz.
        
Había nacido en Mesones el 17 de febrero de 1944. Fue ordenado sacerdote en Sigüenza el 22 de marzo de 1969.

Sus honras fúnebres y entierro, bajo la presidencia del obispo diocesano, fueron en Mesones en la tarde del domingo, día 5 de enero de 2020.