Francisco Núñez, del PP, durante la entrevista. (Foto: EP)
Francisco Núñez, del PP, durante una entrevista. (Foto: EP)

Ni en el PSOE ni en el PP son tiempos de renovación. Más allá del cambio de nombres en los «populares» de Guadalajara, forzado por la aún reciente salida de Guarinos que abocó a la llegada de Castillo, no los líderes consolidan posición. Así lo han hecho Bellido, en la provincia, y García-Page en la región. A ellos se suma ahora el presidente del PP en Castilla-La Mancha. Todo con la vista puesta en las elecciones de 2023.

El precandidato a la Presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha recibido un «apoyo masivo» para la candidatura a la presidencia del PP en la región con más de 8.000 avales que han llegado desde «todos los puntos de la región».

Núñez ha hecho entrega, este sábado en la sede regional del PP, en Toledo, de los más de 8.000 avales que ha recibido para seguir liderando el partido. Así, el precandidato a la Presidencia ha asegurado sentirse «abrumado» por el apoyo tan masivo que está recibiendo por parte de alcaldes, portavoces municipales, concejales y afiliados del Partido Popular, en definitiva, de «todo el partido de Castilla-La Mancha».

Un apoyo que le está animando, «aún más», para seguir liderando el proyecto político que «entre todos estamos construyendo y que es, sin lugar a dudas, la alternativa a Page en nuestra región», ha indicado.

La de Núñez ha sido la única precandidatura recibida, una vez finalizado a las 14.00 horas el plazo de presentación, según ha confirmado la Comisión Organizadora del XV Congreso Autonómico del Partido Popular de Castilla-La Mancha.

La presidenta de la Comisión, Ana Guarinos, ha explicado que será este lunes, 25 de octubre, tras la comprobación de los requisitos exigidos en el Reglamento Organizador del Congreso, entre ellos el de reunir el apoyo de al menos 90 avales de afiliados al corriente de pago, cuando se proclamará la candidatura de Paco Núñez a la presidencia del PP regional.

Señal de unidad

Estos más de 8.000 avales que vienen desde todos los rincones de Castilla-La Mancha significan, según el propio partido, «la unidad del PP en torno a un proyecto político claro a la alternativa del socialismo de Emiliano García-Page».

A 20 meses para las próximas elecciones, ha señalado que va a continuar siendo el presidente del PP de Castilla-La Mancha porque así lo han querido los afiliados. Algo que para Núñez es un «honor y una honra».

En este sentido, ha recalcado que «la mejor seña de identidad para luchar contra el socialismo, contra Sánchez y contra Page es un partido fuerte, unido y comprometido con su tierra» como es el Partido Popular.

A su juicio, este partido está unido en torno al presidente Pablo Casado, «el presidente que necesitan todos los españoles», y, por eso, vamos a trabajar y nos vamos a «dejar la piel» en los próximos años para que sea el presidente del Gobierno de España.

Pero también aquí en Castilla-La Mancha, ha recordado, están trabajando y van a seguir trabajando «para que el esfuerzo de estos tres años donde hemos recorrido centenares de pueblos, realizado miles de kilómetros y hemos escuchado a miles de personas sea un proyecto político de esperanza y de futuro para nuestra región».

Más información: