Patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Este año no tocaba hacer vermús multitudinarios en Guadalajara. Algo de puro sentido común para la inmensa mayoría pero que motivó, no obstante, la puesta en marcha de un dispositivo especial de seguridad de cara a la Navidad en la capital, que se repetirá en Fin de Año.

Según ha podido conocer este diario, la actuación de la Policía Local se ha saldado con 38 denuncias, tanto a propietarios de locales como a algunos clientes. La vigilancia policial se mantuvo hasta las nueve de la noche del 24 de diciembre en la capital alcarreña, aunque la jornada fue aparentemente muy tranquila. De hecho, desde el Ayuntamiento se destaca que «no se registraron incidentes reseñables, en general no hubo concentraciones de personas en las calles y se cumplieron las restricciones sanitarias».

A la tranquilidad en la vía pública ayudó durante toda la mañana la fina llovizna, que terminó despareciendo por la tarde. Las horas vespertinas y tras el anochecer estuvieron marcadas por las frías temperaturas. El total de inspecciones realizadas por la Policía Local en establecimientos de la ciudad durante este día fue de 209, un número inusitadamente alto.

Dispositivo especial

Este martes, la Junta Local de Seguridad presidida por el alcalde, Alberto Rojo y por la subdelegada del Gobierno de España, Mercedes Gómez, había aprobado el mencionado dispositivo, que coordinaba la actuación de todas las Administraciones y también de todos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto a Protección Civil.

En una comparecencia posterior, el alcalde de la ciudad, Alberto Rojo, llamó a la “responsabilidad” y fue muy tajante al asegurar que “este año no se podrán celebrar vermús multitudinarios los días 24 y 31 de diciembre porque la Policía actuará y velará por que se cumpla la Ley”.

El alcalde, Alberto Rojo, con la subdelegada del Gobierno, Mercedes Gómez y responsables policiales.
El alcalde, Alberto Rojo, con la subdelegada del Gobierno, Mercedes Gómez y responsables policiales.

Los bares y establecimientos podrán abrir de nuevo en Nochevieja “pero cumpliendo la normativa y el respetando los aforos como venimos haciendo de forma conocida desde hace meses”, ha insistido el alcalde. En ese sentido, Rojo ha apelado a la “responsabilidad” y ha pedido “no comprometer a los hosteleros con conductas que puedan suponer una sanción para el que incumple la norma en un bar, pero también para el propio establecimiento”.

En esa misma línea se expresaba la subdelegada del Gobierno, Mercedes Gómez.

Reunión de la Junta Local de Seguridad de Guadalajara, el 22 de diciembre de 2020.
Reunión de la Junta Local de Seguridad de Guadalajara, el 22 de diciembre de 2020.

La ciudad está bajo medidas especiales de Nivel 2

El Ayuntamiento de Guadalajara recuerda que en este final de año Guadalajara se encuentra dentro del nivel 2 en lo que a las restricciones establecidas por el Gobierno de Castilla-La Mancha se refiere. Esto quiere decir que deben respetarse de forma escrupulosa los aforos dentro de cualquier tipo de establecimiento, que no está permitido el uso de las barras en los bares, ni el consumo de pie tanto en el interior como en las terrazas. «La Policía Local actuará con contundencia frente al consumo de alcohol en las calles», insisten desde el Ayuntamiento.

Un centenar de sanciones en la última semana

El alcalde ha explicado que la Policía Local ya había incrementado su presencia en la calle en los últimos días, especialmente durante el pasado fin de semana, «velando siempre por el cumplimiento de la Ley».

Consecuencia de esas intervenciones, se han formulado 108 sanciones relacionadas con incumplimientos de la normativa relativa a la pandemia de COVID. De todas ellas, 54 corresponden a falta de uso de la mascarilla, 2 a la práctica del botellón, 7 a grupos de más de seis personas, 24 por el incumplimiento de las restricciones en el horario nocturno, 4 por infringir el cierre perimetral de Castilla-La Mancha, 1 por fiesta en domicilio y 16 sanciones en establecimientos hosteleros por incumplimientos de diverso tipo.

En Madrid ya se preparan para las campanadas

La preocupación por evitar concentraciones en las calles es general en toda España y afecta también a Madrid. La Puerta del Sol estará rodeada los próximos 30 y 31 de diciembre por un doble perímetro de seguridad para evitar aglomeraciones, según ha informado este martes en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz del Ejecutivo municipal, Inmaculada Sanz.

Así, habrá un perímetro de seguridad cercando las inmediaciones de Sol y otro, más amplío, en Alcalá-Gran Vía. Se establecerá en dos días distintos debido a las «preuvas», el día 30, y a las 12 campanadas del día 31 de diciembre.

La Consejería de Sanidad dictó una orden de restricciones navideñas, entre ellas, la prohibición de tomarse las doce uvas el 31 de diciembre en la Puerta del Sol.

El texto señala que los ayuntamientos tomarán medidas destinadas al control de aforos en la vía pública para mantener la distancia social, con iniciativas como establecer itinerarios para dirigir el flujo de personas.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, había pedido con anterioridad a esta orden que no se acudiese esta Nochevieja a la Puerta del Sol para despedir el 2020 y tomar las 12 uvas.

Más información: