La que fuera una de las máximas dirigentes de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Orlena de Miguel, se ha ofrecido a "dar la cara" y también a dar un paso al frente tras el descalabro electoral "si así se lo pidiera la militancia". De Miguel llegó a ser, además de portavoz regional de su partido durante años, efímera diputada nacional de Ciudadanos por la provincia de Guadalajara. Nacida en Madrid en 1979, se afilio al partido en 2014, meses antes de ser elegida concejala en Torrejón del Rey.

Estas declaraciones no han sido recibidas con indiferencia, puesto que el diputado autonómico y secretario de Programas y Áreas Sectoriales de la formación, David Muñoz Zapata, ha respondido que el "talento" de personas como De Miguel es "bienvenido", siempre que no venga con "exigencias" o a ver "qué hay de lo suyo".

Primero era De Miguel quien, en una entrevista con Radio Castilla-La Mancha, aseguraba que en el pasado, poco antes de conformar la candidatura de Ciudadanos a la Presidencia de la región, desde el aparato le pidieron "amablemente" que se apartase.

"Lo hice porque creía que era lo mejor y no quería perjudicar al partido ni al proyecto. Pero creo en el proyecto, y Ciudadanos es un partido liberal, de centro y que propone cosas útiles por encima de siglas", ha planteado este miércoles De Miguel.

Así, ha abundado que cuando se trabaja por un proyecto hay que estar "en las duras y en las maduras", y ahora mismo "vienen duras".

"En un momento de crisis hay que dar la cara y creo que quiero dar la cara, si lo quieren los militantes la daré por ellos", ha insistido.

Bienvenida con reparos
David Muñoz Zapata ha sido preguntado por los medios en una rueda de prensa posterior por las palabras de De Miguel, ante lo que ha dicho que "los críticos y las críticas siempre son positivas, porque te hacen mejorar".

Así, ha abundado en que "todas las personas que tengan talento y que quieran volver, bienvenidas sean. Personas con talento que tengan ganas de aportar y capacidad de trabajo sí, pero no creo que sea el momento para venir ahora a decir 'esto ya lo dije yo' o '¿qué hay de lo mío?'", ha considerado el dirigente naranja.

En la misma línea, ha alertado de que Ciudadanos "no está en situación" de que ahora venga alguien "con exigencias o a ser agorero". "Tenemos que trabajar todos juntos".

LA CRÓNICA ha reclamado su impresión al respecto a Alejandro Ruiz, que ha preferido no entrar a valorar en detalle la noticia.