Así se presenta la más reciente de las cervezas de
Así se presenta la más reciente de las cervezas de "Arriaca", elaborada en Yunquera de Henares.

La cervecera «Arriaca», nacida y con centro de producción en Yunquera de Henares, acaba de presentar ‘La Cocina de Leña’. Lo que ha movido a sus creadores no es meter en una botella el añorado olor de las chimeneas, tan presente en la provincia, pero casi. El clásico «huele a pueblo» porque «huele a leña» tiene, en este caso, otra justificación. Esta es una nueva línea de cerveza enfocada a la gastronomía. Su principal característica son los toques ahumados de leña para usarla a la hora de cocinar.

«Se trata de un producto novedoso para la cocina», señala Roberto León, responsable de Ingeniería Técnica de Arriaca, «que añade a los platos un sabor ahumado típico de la cocina con leña, con la comodidad de poder hacerlo de forma fácil y desde cualquier lugar», sin las limitaciones de tener que disponer de un espacio abierto.

‘La Cocina de Leña’ ha sido testada previamente durante meses, aseguran, con la supervisión y el asesoramiento de profesionales de la gastronomía. También resaltan que es una cerveza que «está elaborada de forma artesanal, sin conservantes y sin aditivos». Aunque su uso principal es como complemento de cocina, también puede degustarse de forma individual, como cualquier cerveza, siendo especialmente atractiva para los amantes de los sabores ahumados.

Ahumado, como en Centroeuropa

El toque ahumado se consigue merced al uso y posterior tratamiento durante el proceso de elaboración de la cerveza de maltas ahumadas en madera de haya, una tradición muy extendida en Centroeuropa.

«Los años de experiencia elaborando cerveza y de búsqueda de maridajes gastronómicos nos otorgan un conocimiento en el tratamiento de estas materias primas e ingredientes que, con las modificaciones adecuadas en el proceso de elaboración, nos permiten conseguir este producto enfocado como complemento de cocina», asegura, por su parte, José Ángel Santiago, cervecero de Arriaca.

La última cerveza incorporada al catálogo de «Arriaca» está pensada específicamente para cocinar, aunque también se puede beber, como las demás.

Poco lúpulo y fácilmente evaporable en la cocción

Esta cerveza, diseñada ex profeso para cocina, es moderada en alcohol (4,5º), por lo que se evitan largas cocciones para su evaporación, mientras que, al mismo tiempo, presenta una baja cantidad de lúpulo -elemento esencial en la elaboración de cerveza-, evitando el amargor en las recetas.

Capaz de ablandar todo tipo de carnes y de ensalzar y realzar sabores en los platos, algunos de los usos más recurrentes de esta cerveza con toques ahumados pueden ser para salteados de arroz y marisco; para marinados; para elaboración de salsas; para tempuras; en reducciones de estofados; para pastas y arroces (añadiéndola al agua de cocción) o como base de asados en horno, entre otros muchos usos en cocina.

Más información: