Control de la Guardia Civil en la A-2, a la altura de Azuqueca de Henares.
Control de la Guardia Civil en la A-2, a la altura de Azuqueca de Henares.

Los controles dispuestos por Guardia Civil y Policía Nacional se incrementan desde este viernes un 15 por ciento en Castilla-La Mancha. El objetivo es asegurar el cierre perimetral decretado por las autoridades sanitarias y evitar tránsitos no permitidos durante los próximos días del ‘puente’ de la Constitución.

Ante los días festivos que se avecinan los controles continuarán, dado que en Castilla-La Mancha siguen activas las medidas limitativas de circulación de personas en horario nocturno, de entrada y salida del territorio, y de permanencia de personas en grupos y en espacios públicos.

Se han estudiado las medidas este jueves

Así se ha acordado durante la reunión mantenida por el delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, con el jefe superior de la Policía Nacional en la región, Félix Antolín, y el máximo representante de la Guardia Civil, Gabriel Llamazares, para analizar el dispositivo policial preparado para garantizar que se respeta el cierre perimetral y el horario nocturno, tal y como determinó la autoridad competente.

Reunión en la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, el 3 de diciembre de 2020.
Reunión en la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, el 3 de diciembre de 2020.

En la una nueva reunión del Centro de Coordinación Regional (CECOR), los mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la región han analizado con el delegado del Gobierno y el subdelegado en la provincia de Toledo el grado de cumplimiento de las medidas recogidas en el Real Decreto 926/2020 comprobando que se respetan, y que alrededor del 90 por ciento de los desplazamientos se deben a motivos justificados.

Más información: