La lluvia se está haciendo notar en Guadalajara durante todo el fin de semana. La imagen es del 29 de octubre de 2021, en la capital. (Foto: La Crónic@)
La lluvia volverá este jueves a Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

El tiempo estable predominará en la primera mitad de esta semana para dar paso desde el jueves a días de ambiente plenamente invernal, con bajas temperaturas y posibilidad de lluvias, a causa de una masa de aire polar, si bien esta situación comenzará a remitir en el fin de semana. Si ese es el pronóstico para toda España, en el caso de Guadalajara se ajusta también a lo esperado: lluvia el jueves y descenso de las temperaturas para todo el fin de semana.

Después del «breve» episodio de lluvias «no muy generalizadas y no muy intensas» de la semana pasada, esta semana comienza con tiempo estable salvo por unos frentes que afectarán sobre todo al tercio norte, ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

No obstante, ha advertido de que a partir del jueves se producirán «cambios significativos en la situación atmosférica con la llegada de una masa de aire polar que, paralelamente, es probable que quede aislado en las capas altas de la troposfera dando lugar a una dana, mientras que en el área mediterránea podría formarse una borrasca en superficie.

Esta situación, que viene acompañada de «mucha incertidumbre» en el pronostico, dará probablemente lugar a temperaturas bajas y podría provocar lluvias en muchas zonas del país, dejando unas jornadas de ambiente invernal que pueden «ayudar a lidiar» con la falta de lluvias de los últimos meses, si bien este tiempo no será «duradero», ha incidido el portavoz de Aemet.

La previsión, en detalle

De forma detallada, este lunes se despide el mes de febrero manteniendo la tónica general de tiempo estable y cielos poco nubosos, salvo en el sureste, donde podría haber alguna lluvia débil por la tarde al igual que en el oeste de Galicia. Además, será un día templado para la época en el norte del país, donde podrán incluso superarse los 20 grados en puntos del Cantábrico, mientras en el Mediterráneo soplará el viento del levante, que será más fuerte en el Estrecho.

El martes, el paso de un frente por el norte dará a lugar a precipitaciones en Galicia, el Cantábrico oriental y el norte de la Meseta norte, con cielos mas despejados y sin lluvia en el resto de España aunque con algunos bancos de niebla matinales, ha precisado Del Campo.

Además, este 1 de marzo subirán las temperaturas en la mitad peninsular, especialmente en las regiones bañadas por el Mediterráneo, así como se superaran los 18 o 20 grados en puntos del Cantábrico y en la cuenca del Ebro, en el Duero y en buena parte del centro y mitad sur.

Por otro lado, el miércoles llegará a primeras horas un frente poco activo en el norte de la Península y habrá lluvias débiles en Galicia, el Cantábrico y el norte de la meseta norte, así como en el alto Ebro.

Sin embargo, según ha señalado el portavoz de la Aemet, por la tarde llegará un nuevo frente más activo y que es la «antesala» del cambio de tiempo que se espera a partir del jueves. Este frente traerá lluvias para Galicia, el Cantábrico y el noroeste de Castilla y León.

Mientras, en el resto del país el miércoles todavía será una jornada con tiempo estable, como mucho con algunos intervalos nubosos pero sin lluvias, aunque se notará un descenso de las temperaturas diurnas en buena parte del territorio, salvo en las regiones mediterráneas, donde subirán –podrían superarse los 25 grados en ciudades como Valencia–.

Termómetros a la baja

Los cambios mencionados llegarán el jueves ya que el frente que entraba por Galicia el día anterior atravesará la Península de noroeste a sureste, dando lugar a precipitaciones en amplias zonas de la mitad norte peninsular y en menor medida en el sur y en el este, sin descartar que también podrán llegar las lluvias a Baleares.

Según Del Campo, lo «más destacado» es la entrada de una masa de aire frío tras el paso del frente, que hará descender notablemente las temperaturas en buena parte del territorio, sobre todo en el cuadrante noroeste. De este modo, es probable que el ambiente más frío del jueves se note a últimas horas del día, con nieve en las montañas e incluso en zonas altas de la meseta norte.

Además, la jornada del viernes se presenta con «bastante incertidumbre» en cuanto al pronostico, tal y como ha aseverado el portavoz, quien, no obstante, ha apuntado que parece que se formarán una dana en niveles medios de la troposfera y a la vez una borrasca en el Mediterráneo occidental.

Esto podría dar lugar a lluvias en el Cantábrico, que podrían ser localmente persistentes y algo intensas, sobre todo en el oriental y Pirineos, y chubascos en las regiones bañadas por el Mediterráneo y este y sur de Aragón, donde podrían acompañar tormentas.

Las precipitaciones se extenderán de forma más débil a buena parte del tercio oriental de la Península, y podría nevar de nuevo en zonas de montaña del norte y este peninsular, e incluso también en paramos elevados de la mitad oriental, ha añadido Del Campo.

Asimismo, las temperaturas bajarán especialmente en esa mitad oriental peninsular y, en general, el viernes será un día frío y «plenamente invernal», con temperaturas de entre 5 y 10 grados, «inferiores a las normales para la época». De madrugada, habrá heladas en buena parte de la mitad norte y de día no se llegará a los 15 grados en amplias zonas del interior.

Fin de semana

Esa dana y borrasca mediterránea mencionadas, se alejarán «pronto» hacia el este, de manera que el fin de semana se irá imponiendo «poco a poco» el tiempo estable. Sin embargo, el portavoz de Aemet ha avisado de que el sábado habrá posibilidad de chubasco en la mitad oriental peninsular y en Baleares.

Las temperaturas comenzarán de nuevo a recuperarse el fin de semana, aunque habrá heladas en la mitad norte y centro de la Península, y, en general el ambiente será frío para la época, ha subrayado.

Más información: