Pedro del Olmo, secretario general de UGT en Guadalajara.
Pedro del Olmo, secretario general de UGT en Guadalajara.

UGT Guadalajara celebrará el próximo 28 de octubre su Congreso provincial, en el que se elegirá al sucesor del actual secretario territorial, Pedro del Olmo. Se va, pero antes de dejar el cargo no se ha resistido a criticar el “excesivo postureo” que hay en torno a uno de los principales problemas que hay en la provincia: la despoblación. Del Olmo cree que este asunto “se habla mucho y se hace muy poco”.

El veterano sindicalista no se presentará a la reelección. Considera que ya es hora de un relevo que ofrezca “nuevos aires”, con alguien que pueda ofrecer continuidad durante una o dos legislaturas “en estos duros momentos porque la estabilidad es muy importante”.

Del Olmo asumió la secretaría provincial el 6 de junio de 2016. Según indica, tras un período con más bajas que altas, el sindicato habría vuelto a incrementar el número de afiliados y sigue situándose en cabeza en representación sindical en la provincia.

Trabajo e infraestructuras como solución para la despoblación

Para Del Olmo, la única forma de corregir el problema de la despoblación radica en crear puestos de trabajo y llevar infraestructuras al medio rural, pero también cree que es vital dar una mayor cobertura a la situación de desigualdad que vive ahí la mujer porque “creo que hay demasiado postureo”, ha precisado sin querer poner nombres concretos a tan poco velada acusación.

Para este responsable sindical, la titularidad compartida de las explotaciones debe generalizarse. Del Olmo está convencido igualmente de que en los pueblos la cultura patriarcal está aún más acentuada que en las ciudades mientras la mujer trabaja tanto o más que el hombre aunque “vaya de consorte”, ha lamentado.

Encargos para su sucesor

Cuando apenas queda una semana para la celebración del Congreso provincial del sindicato y sin que aún se conozca públicamente ninguna candidatura, Del Olmo ha pedido a su sucesor que sea una “persona íntegra” que “luche” por los trabajadores de la provincia en unos momentos que ha reconocido son “tremendamente duros para la clase trabajadora”.

Para Del Olmo, optar a esta responsabilidad en estos momentos requiere también “un plus de valentía” porque ponerse al frente de un sindicato en momentos de crisis con un panorama con despidos y ERTE “no es nada agradable” pero ha apuntado que “de todo de sale”.

La sede, sin avances

Al todavía secretario territorial le hubiese gustado también poder haber presenciado al menos el inicio de los primeros pasos de construcción de la sede de UGT. No ha sido posible y ve complicado que se haga realidad en los próximos años, más aún dada la situación económica que se vive hoy en día. Lo atribuye, esencialmente, a que la resolución de estas cuestiones no está en la provincia sino que son decisiones que se toman a nivel regional.

Más información: