Mercedes Gómez, subdelegada del Gobierno en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Mercedes Gómez, subdelegada del Gobierno en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Pasan las semanas y luego los meses, pero las mascarillas permanecen. Hasta tal punto vamos embozados por exigencias del COVID-19 que no son tantos los que ponen cara a la nueva subdelegada del Gobierno en Guadalajara. Para ayudar resolverlo está LA CRÓNICA. Y también, tras esta entrevista, para tener algo más claro sobre quién está detrás del nombre y sus apellidos o sobre qué pone por delante en el día a día uno de los cargos más relevantes de la provincia.

Mercedes Gómez Mena no es de Brihuega, como muchos creen, sino que nació en Guadalajara en 1967. Su currículum dice que se diplomó en Educación Social y que es licenciada en Pedagogía, además de tener un Máster en Calidad de las personas mayores por la UNED.

Como funcionaria de carrera del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria, Mercedes Gómez cumplía una de las exigencias básicas para ponerse al frente de la Subdelegación. Lo hace después de casi una década de sindicalismo activo en CCOO, desde que en 2011 asumiera la Secretaría Provincial de la Federación de Enseñanza en Guadalajara. Desde 2016 y hasta los días previos a su nombramiento, ha sido la secretaría general regional de esa misma federación de CCOO en Castilla-La Mancha. O lo que es lo mismo, ha pasado de reclamar al Gobierno con vehemencia lo que consideraba exigible a ser su representante en esta tierra.

Una “casa abierta”… y en obras

Al despacho que ocupa se entra tras leer un rotundo rótulo en la pared, ese que indica con letras en relieve “Subdelegado del Gobierno”. “Eso es signo de que llevo muy poco tiempo en ese despacho”, justifica con una sonrisa. Ella es mujer, como resulta obvio. Y feminista. En esta Subdelegación, quien lleva el tema de Violencia de Género es un hombre y eso le sirve para un razonamiento sensato: “Trabajamos conjuntamente mujeres y hombres para que la violencia de género se erradique, con políticas y con hechos concretos”.

“La subdelegación es una casa abierta” sostiene. También, desde hace meses, una casa en obras. El ruido de los obreros es omnipresente, como las vallas y las molestias. Todo sea para que el edificio –erigido con el estilo solemne del Franquismo y bajo las carencias de materiales habitual en la posguerra– no se hunda antes de terminar la reforma. En la parte que da a la calle Barrionuevo llevaba ese camino…

Subdelegada “desde la empatía”

Por de pronto, en la amplitud del despacho es posible mantener una entrevista con la nueva subdelegada y hacerlo, ella, a cara descubierta. El entrevistado y el resto de los presentes permanecieron a muy larga distancia.

Los retos que tiene por delante Mercedes Gómez se van desgranando uno a uno. Afirma que llega a su nuevo cargo, administrando quejas en vez de exigiendo derechos, “desde la empatía, porque soy capaz de ponerme en el lugar de las personas que tienen algo que reclamar, algo que exigir, algo que cambiar”.

De eso y de mucho más trata esta entrevista, cuyos titulares esenciales son los que se desgranan a continuación.

  • “La Prisión Provincial y la antigua Cárcel de Mujeres son dos edificios del Estado que están disponibles”.
  • “El edificio de la plaza de Beladíez, donde han estado hasta ahora los Juzgados, está muy bien ubicado y admite tener varios usos para distintas cuestiones, diferentes en cada planta. De momento no lo tenemos claro”.
  • “La mudanza a los nuevos Juzgados va bien, espero que esté terminada en este año”
  • “Sería muy bueno que parte de los fondos del Museo del Prado estuvieran en el Palacio del Infantado; desde la Subdelegación haremos todo lo necesario para que así sea”.
  • “Querer suspender la manifestación de Vox no fue un error, sino la consecuencia de unos informes emitidos por Sanidad, que eran claros. Entiendo que Vox lo llevase al Tribunal Superior de Justicia”.
  • “Esta subdelegación es el camino para hacer llegar las reivindicaciones de los pueblos que tengan que ver con el Gobierno de España y hacerlas llegar al ministerio correspondiente”.
  • “La Guardia Civil nunca ha estado lejos de los pueblos de Guadalajara. Ya se ha aumentado la convocatoria de oposiciones y de guardias que van a poder incorporarse. Aun así, tenemos que ir de la mano de las nuevas tecnologías, lo cual pasa por la instalación de videocámaras como ya se está haciendo en algunos pueblos, sobre todo aquellos que se quedan bastante vacíos en invierno.”
  • “La dificultad para las fechas de los exámenes de conducir es previa a la pandemia y se ha mejorado bastante desde Tráfico. La citas previas para la Jefatura están penalizadas por la cercanía de Madrid, pues muchos usuarios de esa Comunidad recurren a hacer sus gestiones en Guadalajara”.
La nueva subdelegada del Gobierno en Guadalajara, en uno de sus primeros actos. Festividad de la Virgen de la Antigua 2020. (Foto: La Crónic@)
La nueva subdelegada del Gobierno en Guadalajara, en uno de sus primeros actos. Festividad de la Virgen de la Antigua 2020. (Foto: La Crónic@)

Confesiones para una semblanza de Mercedes Gómez:

  • “Mi perfil ha sido siempre discreto aunque sí comprometida”.
  • “En lo personal sigo sintiéndome muy cercana a las personas que trabajan y a las que si no trabajan, debieran poder trabajar”.
  • “No es necesario tener carnet del PSOE para ser subdelegada del Gobierno, yo no lo tengo”.
  • “No soy nacida en Brihuega pero siempre me he sentido muy cómoda y muy bien acogida allí”.
  • “Desde mi experiencia de sindicalista no me siento incómoda en este puesto porque el Gobierno está apostando por ayudar a las personas que están en una situación difícil”.
Mercedes Gómez, subdelegada del Gobierno en Guadalajara, durante la entrevista concedida a LA CRÓNICA.
Mercedes Gómez, subdelegada del Gobierno en Guadalajara, durante la entrevista concedida a LA CRÓNICA.

Más información: