Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

El pleno de la Diputación de Guadalajara, que se estaba celebrando este jueves de forma telemática, ha tenido que ser suspendido cuando se estaba tratando el tercer punto del orden del día. ¿La causa? Algo que en otros tiempos era imposible que ocurriera pero que desde la pandemia entra dentro de lo puede ocurrir… sobre todo dependiendo desde dónde se conecten los intervinientes. La sesión se ha tenido que levantar y posponer por las dificultades de conexión de uno de los diputados. Concretamente, el diputado del Grupo Popular por la zona de Molina, Jesús Herranz.

Tras intentar resolver los problemas de conexión de este diputado, durante aproximadamente hora y media, sin conseguir que pudiera volver a participar a través del sistema de videollamada telemática, el presidente de la Diputación, José Luis Vega, ha acordado con el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Esteban, la suspensión de la sesión plenaria y su convocatoria para la próxima semana. Los portavoces del resto de grupos políticos han expresado su acuerdo con la decisión adoptada.

La reanudación de la sesión se ha fijado para el próximo martes, 23 de junio, y la participación de los diputados será presencial en el salón de plenos de la Diputación.

Así, lo que es seguro es que la tecnología no volverá a jugar malas pasadas.