García-Page durante sus declaraciones, realizadas en Madrid.
García-Page durante sus declaraciones, realizadas en Madrid.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado este lunes, en el marco de los actos de conmemoración del Día de la Hispanidad, que “el debate en el día de hoy es entre los que estamos por el pacto constitucional o los que cifran sus expectativas políticas en poner todo patas arriba”.

Ha sido en declaraciones a los medios durante su asistencia al acto institucional con motivo de la celebración del Día de la Fiesta Nacional en la Plaza de la Armería del Palacio Real cuando ha hecho esta reflexión.

Los presidentes autonómicos durante el acto militar celebrado en la plaza de la Armería del Palacio Real con motivo del Día de la Fiesta Nacional.(Foto: EP)

“Hoy el debate no es ni va a ser entre Monarquía y República, el debate de verdad es el que puede haber entre los que estamos por el pacto constitucional, por la estabilidad, por la lealtad con lo que decidió el pueblo español, por la normalidad democrática, o los que cifran sus expectativas políticas en poner todo patas arriba”, ha aseverado el presidente castellanomanchego.

En alusión a la celebración del Día de la Fiesta Nacional, ha invitado a su celebración desde la serenidad, teniendo en cuenta que “tenemos una fuerza como país que va más allá del ruido y de la crispación”.

Para García-Page, la Jefatura del Estado es la que decidió el pueblo español y el debate es “si estamos o no con el espíritu y la letra de la Constitución que nos ha permitido lo mejor de nuestra historia”.

Abucheos a Sánchez, aplausos al Rey

Los Reyes han presidido este lunes una atípica celebración del Día de la Fiesta Nacional, marcada por la pandemia y en un clima de tensión política que se ha reflejado en los abucheos al Gobierno proferidos por miles de ciudadanos que se han congregado frente al Palacio Real.

A las afueras del Palacio Real se han congregado miles de ciudadanos, con banderas de España, que durante todo el acto han alternado los abucheos al Gobierno y gritos de dimisión con aplausos a la monarquía y ‘vivas’ a Felipe VI. Las protestas han continuado una vez finalizada la celebración mientras los miembros del Ejecutivo abandonaban en sus coches oficiales el Palacio Real.

Con Madrid en estado de alarma, este año la celebración del 12 de octubre ha quedado reducida a un austero acto militar en el Patio de la Armería del Palacio Real, la misma ubicación donde se celebró el homenaje a de Estado a las víctimas de coronavirus el pasado mes de julio.

Era la primera vez que coincidían el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras la declaración del estado de alarma en la región el pasado viernes. Tras un breve saludo, han compartido unos minutos de conversación mientras esperaban a los Reyes.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

También ha sido la primera vez que el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha participado en los actos del 12 de octubre, ya que en años anteriores había declinado la invitación. Sin corbata y con una mascarilla en defensa de la sanidad pública (de la tienda republicana 198), Iglesias sí ha participado en esta ocasión en el Día de la Fiesta Nacional junto al resto de ministros de Unidas Podemos.

A su llegada al Palacio Real, Iglesias ha estado hablando durante bastantes minutos con el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes. En ese ‘corrillo’ también han participado el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y la presidenta del Senado, Pilar Llop.

Entre los escasos invitados al acto también han estado presentes los presidentes autonómicos y de las ciudades autónomas de Ceuta Y Melilla. Solo han faltado los de Cataluña y Euskadi como es habitual; el de Aragón, Javier Lambán, de baja por enfermedad; la de Baleares, Francina Armengol, por las restricciones a la movilidad impuestas por la pandemia; y el de Murcia, Fernando López Miras, quien a última hora ha tenido que anular el viaje debido a un contacto estrecho con un positivo por coronavirus.

Los miembros de la Legión en el Día de la Fiesta Nacional. (Foto: EP)

Reducida presencia militar

En la parada militar han participado 527 efectivos: una Unidad de Música y ocho secciones correspondientes a la Guardia Real, la Academia Central de la Defensa, el Regimiento ‘Inmemorial del Rey’ número 1, la Agrupación de Infantería de Marina, la Escuadrilla de Honores del Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias, la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil, y la Legión.

Por su parte, la representación civil ha corrido a cargo del Cuerpo Nacional de Policía, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, el SUMA, el ERICAM, el Cuerpo de Agentes Forestales de la CAM, el SAMUR, la Policía Municipal de Madrid y el Cuerpo de Bomberos, tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad de Madrid.

Más información: