Rafael Pérez Borda, primer teniente alcalde y concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Guadalajara, ha lamentado el retraso que acumula la obra de la plaza del Concejo por los "innumerables problemas" a los que ha habido que hacer frente. Estas demoras las ha atribuido directamente a "las prisas del anterior equipo de Gobierno y la urgencia con la que se obligó a trabajar a los técnicos para que casualmente los trabajos finalizasen a pocos días del inicio de la campaña electoral".

El responsable de Urbanismo ha criticado que estos trabajos no contasen con el correspondiente informe geotécnico con el que seguramente se hubiesen podido evitar los "socavones y continuos hundimientos de maquinaria". Por ello, ha explicado, fue necesario redactar un modificado y conceder a la empresa adjudicataria una prórroga que finaliza el 3 de octubre.

Pérez Borda lamenta los retrasos que acumula esta obra, que, a su juicio, demuestra "que el anterior equipo de Gobierno del PP utilizó las obras con carácter electoralista para el beneficio propio".