Entrepeñas, en abril de 2020.
Entrepeñas, en abril de 2020. En primer plano, el viaducto de Durón; al fondo, las torres de la nuclear de Trillo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a seguir trabajando para que antes de finalizar el año se pueda contar con todos los convenios suscritos de los ayuntamientos afectados para la puesta en marcha del ramal Nororiental de la tubería a la Llanura Manchega. Beneficiaría a una población potencial de 85.000 vecinos y, además, llevaría aparejada el inicio de la regularización de los pozos de las explotaciones prioritarias del Alto Guadiana.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo y la alcaldesa de Socuéllamos, Elena García Zalve, han firmado este lunes el convenio de colaboración por el cual el Ayuntamiento se adhiere al proyecto para la puesta en marcha de la Tubería a la Llanura Manchega, para el abastecimiento de agua de calidad para la población.

Arroyo ha querido agradecer a la regidora que el suyo fuera uno de los primeros consistorios en anunciar su disposición a la firma de este convenio a mediados del mes de septiembre, una localidad que cuenta con más de 12.200 vecinos y que con esta obra se condiciona el futuro para garantizar el abastecimiento en alta y mejorar la situación de los acuíferos.

El de hoy, ha dicho, es un “importante paso adelante”, en un recurso fundamental como es el agua, ha indicado el consejero. Y en una triple vertiente: la social, donde los habitantes contarán con agua de calidad y un mejor suministro; la medioambiental, ya que se suprimirá la captación de agua del subsuelo usando la superficial y, por último, la económica, porque con la puesta en marcha de la infraestructura se procederá a la regularización de los pozos de las explotaciones prioritarias del Alto Guadiana en un “breve espacio” de tiempo, en un municipio en el cual la agricultura es la base fundamental de Socuellámos.

Ya son cuatro municipios adheridos

Socuéllamos es la cuarta localidad en suscribir el acuerdo, tras Pedro Muñoz, en la provincia de Ciudad Real, y Las Mesas y San Clemente, en Cuenca. A estos municipios se une Las Pedroñeras que lo ha aprobado en pleno municipal. En total, más de 35.600 habitantes del potencial de 85.000 beneficiarios.

El ramal de la zona Nororiental de la tubería ya está ejecutado y prevé el abastecimiento a un total de 15 poblaciones: Minaya y Villarrobledo, en Albacete; Pedro Muñoz y Socuéllamos, en Ciudad Real, y, Belmonte, Los Hinojosos, Horcajo de Santiago, Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Las Pedroñeras, El Provencio, San Clemente, Santa María de los Llanos y Villamayor de Santiago, en la provincia de Cuenca.

En el acto de firma del convenio, han estado presentes, además, concejales del equipo de Gobierno así como el director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, José Manuel Martín Aparicio, y la delegada provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en la provincia de Ciudad Real, Amparo Bremard Atalaya.

Más información: