Laboratorio de Chemo, empresa que cuenta con una planta en Azuqueca de Henares.
Laboratorio de Chemo, empresa que cuenta con una planta en Azuqueca de Henares.

Unos laboratorios en Azuqueca de Henares, en la provincia de Guadalajara, propiedad de Liconsa, pueden haber dado con la clave para dar respuesta clínica al COVID-19 de una forma eficaz. Según ha revelado este viernes uno de sus responsables, en presencia del presidente de Castilla-La Mancha, un antiparasitario producido en estas instalaciones ha demostrado su efectividad contra la enfermedad, según habrían demostrado ensayos clínicos realizados en Argentina y en España.

Lucas Sigman, director general de la farmacéutica Chemo, durante su intervención.
Lucas Sigman, director general de la farmacéutica Chemo, durante su intervención.

Incluso si la línea de trabajo más exitosa fuera la cloroquina, que es la que más viabilidad internacional ha tenido hasta ahora, en estos mismo laboratorios esperan poder empezar a producirla en apenas dos semanas.

Una tercera línea de trabajo en Liconsa, que pertenece a la multinacional Chemo, es el suero equino. Se consigue inyectando el virus en caballo, para aprovechar el plasma, una vez que el animal supera la enfermedad y queda inmunizado.

Las instalaciones del polígono de Miralcampo han servido en estos días incluso para apoyar otras investigaciones. Por ejemplo, a petición de las autoridades sanitarias españolas, Liconsa ha conseguido crear en solo dos días el producto placebo que se requería para un ensayo clínico en España.