Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, en el banco azul.
Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, en el banco azul.

Será a las 11 de la mañana de este lunes, 27 de septiembre, cuando comience el acto de toma de posesión de la nueva jefa de la Comandancia de la Guardia Civil en Guadalajara, de cuyo nombramiento ya informó hace meses LA CRÓNICA, así como del largo período transcurrido entre ambos momentos. De la importancia que se le concede a esta ceremonia es prueba la anunciada presencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La asunción del cargo por parte de la teniente coronel Cristina Moreno, primera mujer al frente de la Comandancia de la Guardia Civil en Guadalajara, se hará con todos los honores. El acto dará comienzo a las once de la mañana en la propia Comandancia de la Guardia Civil, en la Avenida de Castilla de Guadalajara.

Grande-Marlaska, que estará acompañado por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, presidirá el acto. Al mismo asistirán el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo y otras, previsiblemente numerosas, autoridades civiles, policiales, judiciales y militares.

El  ministro con más polémicas acumuladas en lo que queda del primer ejecutivo de Pedro Sánchez

Las polémicas cercan al ministro Grande-Marlaska casi desde que fue nombrado. Pero ahí sigue. Han pasado poco más de dos meses desde la renovación del Ejecutivo y el ministro del Interior sigue aportando titulares al mismo ritmo que con el primer Gobierno de Pedro Sánchez, si no más.

La reacción ministerial ante la denuncia falsamente homófoba de Malasaña es el último caso, cuando ya casi se había olvidado toda la maraña de la devolución irregular de los menores de Ceuta. Entre caso y caos sólo cambia una letra, pero lo cambia todo.

La anterior visita de Fernando Grande-Marlaska estuvo motivada por la firma del convenio con el Ayuntamiento de la capital para el futuro traslado del cuartel de los GEO a otro emplazamiento, junto a la Ronda Norte. A su llegada, sólo un par de decenas de personas aguardaron la llegada del coche oficial.

Más información: